La mayoría de las personas tiene al menos un panel de control que es como una pesadilla recurrente. Cada vez que se abre, algo se rompe, así que naturalmente ¡No lo abras, No lo mires ni respire a su alrededor! Esa suele ser la situación con muchas plantas industriales, pero hay un gran problema con esa mentalidad: no funcionará para siempre.

Los proyectos de obsolescencia de hard ware bien planificados pueden en última instancia evitar el tiempo de inactividad y el gasto no planificados, así como identificar el equipo obsoleto que afecta a una planta.

Si bien puede ser inconveniente y costoso la actualización de equipos, y los beneficios no se obtienen de inmediato, pero, si algo sale mal, habrá un dolor de cabeza mucho mayor que simplemente gastar.

El dinero para reemplazar el equipo de controles obsoletos, es una buena apuesta, pero las soluciones a los problemas serán de gran impacto, lo que generará muchas preguntas incómodas sobre por qué no se hizo antes.